VIAJAR DE MADRID A VALENCIA EN 20 MINUTOS A CASI 1.000 KM/H

The speed of the plane with the comfort of the train or subway. The promise of ‘hyperloop’ has been on the table for years and few companies are working to make it a reality. Of the six that exist all over the world, one is Spanish. Zeleros, born at the Universitat Politècnica de València, won two awards in 2016 in the first hyperloop competition sponsored by SpaceX for best concept design and best propulsion/compression subsystem.

David Pistoni is the CEO of a company that was born as a university project and today «employs 40 people full time» while carrying out various collaborations with firms from the entity of Altran or Siemens. For those who do not yet know the technology, ‘hyperloop’ aims to create a means of transport in which vehicles similar to trains or meters levitate by tubes in which virtually all the air has been removed. The absence of rubbing against the air together with the lack of rails will allow, according to theory, to reach speeds close to 1,000 kilometers per hour.

Read the full story in El Confidencial

La velocidad del avión con la comodidad del tren o del metro. La promesa de ‘hyperloop’ lleva años sobre la mesa y son pocas las compañías que trabajan para hacerla realidad. De las seis que existen en todo el planeta una es española. Se trata de Zeleros, nacida en la Universitat Politècnica de València, y que en 2016 se hizo con dos galardones en la primera competición de ‘hyperloop’ auspiciada por SpaceX al mejor diseño de concepto y al mejor subsistema de propulsión/compresión.

David Pistoni es el CEO de una compañía que nació como un proyecto universitario y que hoy “emplea a 40 personas a tiempo completo” mientras lleva a cabo diferentes colaboraciones con firmas de la entidad de Altran o de Siemens. Para los que todavía no conozcan la tecnología, ‘hyperloop’ pretende crear un medio de transporte en el que vehículos similares a trenes o metros levitan por tubos en los que se ha retirado prácticamente todo el aire. La ausencia de rozadura contra el aire unida a la falta de raíles permitirá, según la teoría, alcanzar velocidades cercanas a los 1.000 kilómetros por hora.

Lee la noticia completa en El Confidencial